Archivo de la categoría: Nacionalismo

El CIS se apunta al INEM

Hablaba ayer de una sopa de cifras preparada con algunos recortes de prensa y con todos esos datos no es de extrañar que el Barómetro de febrero del CIS  nos señale que tan sólo un 3% de ciudadanos consideren la situación económica como buena o muy buena, mientras que el 74,6% la consideran mala o muy mala, y lo que resulta todavía más alarmante es que sólo el 17,3% cree que el año que viene la situación será mejor que la actual.

En este barómetro da igual cómo lo pregunten, los principales problemas que existen actualmente en España son el Paro y los problemas de índole económica:

  • Si preguntan cual es el principal problema de España, y el segundo, y el tercero: el Paro obtiene un 75.2%, los problemas de índole económica un 54.4% y el terrorismo-ETA un 20,6%. Si tan sólo se pregunta por el primer problema en importancia, el paro obtiene un 53,6%, los problemas de índole económica el 25,9% y la inmigración con un 2,7% sustituye al terrorismo-ETA con un 2,4% (Dato éste último que habría que analizar detenidamente).
  • Si se pregunta por el principal problema, el segundo y el tercero que más afecta a uno mismo ( y no al Estado en su conjunto), el paro pasa a un segundo puesto con un 37,7% y los problemas de índole económica pasan al primero con un 45,7%, mientras que la vivienda es el tercero con un 11,1%  y la inseguridad ciudadana el 4º con un 8,6% ( el terrorismo y la inmigración pasan a un 7º y 8º puesto con un 4,3% y un 4,2% compartido con otras cuestiones como la calidad del empleo, la educación). Si sólo se da una opción, el resultado solo varía en los porcentajes: problemas de índole económica el 27,8%, el paro el 27,3%, la vivienda el 3,8% y las pensiones el 3,7% ( ETA pasa al 1,4%, la inmigración al 1%).

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Nacionalismo

Jornadas de reflexión…

escher1

… intensa son las que esperan a las diversas fuerzas políticas de Euskadi si quieren componer el puzzle resultante de las últimas elecciones al Parlamento Vasco. Muchos son los análisis que ya se están haciendo desde los distintos medios de comunicación de ámbito estatal sobre quién será el futuro Lehendakari, si bien, todos estos análisis parten de un denominador común:  Ibarretxe n0 debe continuar y, en la medida de lo posible, el PNV tampoco. Para conseguir este objetivo principal, todo vale, y si hay que retorcer un poco algunas realidades, pues amén.

No obstante siempre hay quién se enfrenta a las cosas con algo más de honestidad por lo que os recomiendo la lectura del post de hoy de Chesús Yuste, donde se hace referencia al dato que falta en casi todos estos análisis; o del de nuestra Presidenta, Nieves Ibeas, donde cuenta sus impresiones desde una óptica netamente aragonesa.

La mera aritmética, no obstante,  hace que cumplir el objetivo sea posible siempre que las voluntades del PSE, el PP y UPyD -aunque todo indica que tras el recuento de los votos de los emigrantes ésta última fuerza política podría devenir innecesaria – vengan a coincidir y a pocos les importa cómo, ni por cuanto tiempo, se llega a conformar está “mayoría aritmética” que unos llaman “no nacionalista” ( supongo que negando a España la categoría de Nación) y otros, “constitucionalista”  (haciendo caso omiso a lo que cada partido voto en el momento de su aprobación y quizá considerando -con limitada visión- que nada cabe en un texto constitucional que no esté ya en el del 78), siempre y cuando cumpla con aquel objetivo principal. La estabilidad del Gobierno resultante pasa a un segundo plano de momento.

Por mi parte,  al escuchar- convenientemente jaleados por los suyos- a Patxi López, a Basagoiti o a la omnipresente Rosa Díez, expresar sus intenciones de unirse  con el único fin de evitar un nuevo gobierno de un partido que légitimamente defiende sus posiciones nacionalistas, no puedo dejar de lamentar que esta “Santa Alianza” no encuentre mejor causa que defender.

Hoy mismo se han publicado los datos de paro del mes de febrero (podéis consultarlos en nuestro blog sobre la crisis económica), y a nivel estatal estamos a punto de llegar a los 3,5 millones de personas en desempleo por lo que el Gobierno ya se plantea que alcanzaremos los 4 millones antes de final de año e, incluso, el servicio de estudios del BBVA prevé para mediados del año que viene una tasa de paro del 20% lo que implicaría más de 4,5 millones de desempleados.

Sin embargo, para erradicar esta lacra los dos partidos mayoritarios no sólo no son capaces de unirse sino que, ni siquiera se toman la molestia de sentarse para hablar del tema. No sé vosotros, pero yo tengo la sensación de que, sin duda, hacen faltan más y mejores jornadas de reflexión.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Empleo, Nacionalismo, Política, Uncategorized