Aragón merece más respeto.

La venta por parte de General Motors del 55% del capital de OPEL al consorcio liderado por Magna y el banco ruso Sberbank  conlleva la aplicación de un  Plan Industrial que, si nadie lo remedia, supondrá para la factoría de Figueruelas una pérdida de 1672 puestos de trabajo directos en el primer año, el traslado de una línea de montaje a factorías alemanas y  la pérdida del modelo Corsa, pasándo así de ser la planta más eficiente a ser una planta con escasa competitividad.

Esta situación, que se une al lento goteo de desindustrialización que en Aragón – Comarca a Comarca – vamos viviendo en los últimos tiempos,( basta recordar la quiebra de Nozar, el cierre de Mildred en Huesca, de Moulinex en Barbastro. Wringley -ayer mismo- en Tarazona, el desierto industrial en que se ha convertido el Aranda o la pérdida de trabajo industrial que han sufrido las Cuencas Mineras o el Alto Gállego) requiere del esfuerzo de todos  y la implicación de todas las Administraciones para dárle la vuelta.

Por eso resulta vergonzante la actitud del Presidente Zapatero que en su visita al Primer Ministro ruso, no digo que no le haya planteado la defensa de los intereses de la Planta de Figueruelas, sino que ni siquiera ha tenido a bien mencionar el tema y eso que el Presidente de Aragón, el Sr. Iglesias, nos había asegurado que este tema era parte fundamental de su agenda.

Los trabajadores y trabajadoras de Figueruelas ( y sus empresas auxiliares, no olvidemos la repercusión que todo esto tendrá en ellas) en primer lugar, y Aragón en su conjunto, merecen que se les trate con más respeto.

Si el Presidente aragonés nos mintió al asegurar el compromiso de Zapatero con el asunto de OPEL,  nos faltó al respeto a todos; si por el contrario fue Zapatero quien mintió al Sr. Iglesias, no sólo le falto al respeto a él si no a toda la ciudadanía aragonesa a la que representa.

Lástima que a lo largo de todos estos años de Gobierno, el Sr. Iglesias no haya aprendido que el respeto hay que ganárselo, que su actitud timorata y servil -esa que él califica de dialogante- hacia los dictados del Gobierno y del Partido Socialista en Madrid solo le han servido para que nos falten al respeto a todos los aragoneses y a el lo traten como al “pichorras de Pastriz”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aragón, Economía, Empleo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s